Usted está aquí

Santander

Impresiones de un viaje a América

Enviado por jsizaram el Mié, 08/01/2018 - 09:58

En 1870, el escritor español José María Gutiérrez de Alba (1822-1897) llegó a Colombia, para desarrollar una misión confidencial, por encargo del gobierno español. Durante los catorce años que permaneció en el país, recorrió distintos territorios, entre ellos Bogotá, Cundinamarca, Boyacá, Santander, Norte de Santander, Tolima, Huila, Caquetá, la Costa Caribe y Panamá que, en aquel entonces, hacía parte de los Estados Unidos de Colombia.

Central Hidroeléctrica de Chivor

Enviado por jsizaram el Lun, 07/30/2018 - 09:35

Este conjunto fotográfico documenta la construcción de la segunda etapa de la Central Hidroeléctrica de Chivor, obra considerada un hito del desarrollo del sector eléctrico en Colombia. Estas fotografías proporcionan un seguimiento de esta obra a lo largo de una década, entre noviembre de 1976 y junio de 1986, enfocándose especialmente en la obra de desviación del Río Tunjita hacia el embalse La Esmeralda, en Boyacá.  

Battista Venturello Pennano

Enviado por jsizaram el Vie, 07/27/2018 - 10:39

Severino Battista Venturello (1900, Costigliole d'Asti, Italia – 1981, Cali, Colombia) fue un explorador italiano que desde abril de 1922, inició una travesía por África Occidental y Sur América “con el propósito de estudiar las primitivas costumbres, las creencias y la ascendencia de los primeros habitantes[1], tal y como lo enunció en sus propias palabras.

Familia Cote Bautista

Enviado por jsizaram el Mar, 07/24/2018 - 09:18

La familia Cote Bautista procede de Pamplona, donde sus miembros se desempeñaron como empleados públicos desde el siglo XVIII. El padre de la familia, Cipriano Cote, era colector de rentas de la Provincia de Pamplona en el tránsito de la Colonia a la República y su hijo, Guillermo Cote, fue también funcionario del Estado soberano de Santander, senador y militar.

Archivo fotográfico Carlos Eslava Flórez

Enviado por jsizaram el Jue, 07/19/2018 - 16:43

Pocos fotógrafos son tan conscientes de su testimonio para el futuro como Carlos Eslava Flórez. Todo fotógrafo sabe que al capturar un paisaje está preservando del paso del tiempo y la transformación aquello que representa; la distancia propia que él toma respecto de este entorno es lo que le da un grado de objetividad. No obstante, algunos artesanos como Carlos Eslava hicieron todo lo contrario, se acercaron a sus imágenes como un acto de apropiación, convirtiendo a su región –Santander– no sólo en su personaje principal, sino también en una inspiración sentimental.