Usted está aquí

Gregorio Hernández de Alba

Enviado por jsizaram el Mié, 07/25/2018 - 14:41

La conservación del Archivo Gregorio Hernández de Alba por parte de la Biblioteca Luis Ángel Arango representa una fuente imponderable para los investigadores de las Ciencias Sociales, el arte y la fotografía. Gregorio Hernández de Alba (Bogotá, 1904-1973) fue partícipe de momentos trascendentales y de instituciones capitales para la formación de la academia moderna en Colombia, la política colombiana y la vida de las sociedades indígenas a lo largo del siglo XX. En principio fue integrante del movimiento artístico y literario Bachué que, regido por las corrientes americanistas, buscaba “revindicar” el pasado indígena y “autóctono” del continente. A partir de ahí Hernández de Alba se hizo un camino en la burocracia y la academia colombiana: junto a Gustavo Santos fundó el Servicio Arqueológico Nacional (1938), junto al antropólogo francés Paul Rivet fundó el Instituto Etnológico Nacional (1941), junto Antonio García fundó el Instituto Indigenista de Colombia (1943) y por su parte fundó el Instituto Etnológico del Cauca (1946). Participó en las primeras excavaciones de San Agustín y de Tierradentro junto a reconocidos personajes como George Burg y José Pérez de Barradas. Tuvo la oportunidad de recibir clases por dos años en el Museo del Hombre en París bajo la dirección de Paul Rivet y Marcel Mauss. Además, varios de sus trabajos aparecen publicados en artículos de prensa, revistas académicas y libros; entre ellos: Etnología Guajira (1936), Cuentos de la conquista (1937), Libertad de los esclavos en Colombia (1956) y La cultura arqueológica de San Agustín (1978).

El archivo se compone de tres partes: la primera corresponde a 29 cajas con documentos manuscritos, impresos y mecanografiados que van desde correspondencia personal, oficial y académica, hasta dibujos, bosquejos, planos y diarios relativos al trabajo de campo y de escritorio. La segunda parte son 6 cajas que contienen libros, revistas, boletines, borradores, folletos y recortes de prensa que en ciertos casos eran de interés académico de Gregorio Hernández de Alba, o en otros corresponden a algunos de sus trabajos publicados. La tercera parte son 4 cajas que guardan una serie de fotografías en blanco y negro, en distintos formatos, y que fueron tomadas en su mayoría por el propio Hernández de Alba. Los idiomas que predominan en los documentos son el español, el francés y el inglés, y fueron producidos en América y Europa.

Son varios los nombres de los personajes que aparecen en la documentación que por su importancia en el ámbito académico o político saltan a la vista, por ejemplo: los antropólogos Marcel Mauss, Paul Rivet, Julian Steward, José Pérez de Barradas, John H. Rowe, Aleš Hrdlička, el periodista Ciro Alegría, el líder indígena Manuel Quintín Lame, el político Guillermo León Valencia, entre otros. Si bien la mayor parte del archivo guarda relación con su oficio como antropólogo, también se puede hallar material ligado a su vida personal: fotografías de viajes de recreación, noticias de entretenimiento y comunicaciones íntimas o de asuntos triviales, son algunos de los vestigios que se pueden encontrar acerca de sus pasatiempos e inclinaciones.

En primera instancia podemos decir que el Archivo Gregorio Hernández de Alba puede llegar a despertar interés para todo aquel interesado en la historia de la Antropología y la reconstrucción de las técnicas, instrumentos y prácticas del oficio. Las fotos que se conservan muestran, por ejemplo, un nivel precario en los métodos arqueológico frente a los que ya en ese momento se utilizaban, pues en muchas ocasiones no se ven cuadrículas ni reglas como instrumentos de medición y en su lugar se utiliza el cuerpo de niños o de adultos como puntos de referencias antropométricas. Allí también se puede apreciar el tipo de estructuras que levantaban con la ayuda de los lugareños con el fin de utilizarlas como tiendas de campaña o como techumbre para salvaguardar lo excavado. Por otro lado, en el archivo se pueden consultar los planos y las perspectivas que Gregorio Hernández de Alba, colegas y ayudantes realizaban a mano de los objetos y la monumentaria con el fin de reproducir a escala sus volúmenes y detalles, un tipo de técnica que paulatinamente ha sido desplazada por el uso de las cámaras fotográficas y que seguramente tendrían un nivel distinto de aprehensión en el investigador.

Mediante la correspondencia, por su parte, se puede poner en funcionamiento un ejercicio sociológico que reconstruya las redes entre colegas, los debates en disputa, los bandos existentes, el lenguaje que compartían, las dinámicas del oficio y las formas de constitución de un saber que nos recuerde que las Ciencias Sociales se forman tanto por asociaciones como por disociaciones, por halagos y por críticas. Se trata, en últimas, de una serie de técnicas, instrumentos y prácticas del oficio de la antropología que valdría la pena cotejar con las de otros antropólogos contemporáneos a Gregorio Hernández de Alba cuyos archivos se conservan en distintos repositorios del país (incluyendo la propia Biblioteca Luis Ángel Arango).

De manera más específica, el Archivo también puede ser útil para el antropólogo que quiera llevar a cabo una revisión sobre temas controversiales y aún no muy bien estudiados. por ejemplo la práctica de la cranometría, del folclorismo, del indigenismo, de los procesos de reetnización, de las campañas de alfabetismo y de modernización. Racismo, humanismo, fascismo, izquierdismo, son palabras que operan casi como sinónimos de las prácticas fundacionales de la antropología y que saltan de inmediato cada vez que se nombran. Sin embargo, haciendo uso de las ventajas que nos puede otorgar la distancia y de las técnicas de objetivación que adquieren los científicos sociales, es preciso desdibujar estos prejuicios y ubicar en su justa medida, y sobre todo en sus momentos de producción y aplicación, a cada una de estas prácticas. En el Archivo se encuentran un buen número documentación con la que se puede reconstruir las condiciones en que se dieron y se ejecutaron este tipo de prácticas para así comprender a la sociedad que a ellas recurría. Podemos decir, de forma somera y general, que el archivo muestra que cada una de estas técnicas eran apropiadas y utilizadas por distintos bandos con diferentes objetivos entre sí que terminaban por ser antagónicos, y que al margen de quien las utilizara, en su presente les era casi imposible vaticinar las consecuencias que traería para formarse la valoración negativa que hoy —unos u otros– le pueden dar.

Los libros y los artículos, antiguos y recientes, que tratan sobre la vida y la obra de Gregorio Hernández de Alba tienden a aislarlo de la comunidad académica nacional e internacional, y de paso, desconectarlo de las condiciones políticas y sociales de su tiempo. El archivo, en cambio, muestra todo lo contrario: más que un “padre fundador” de la arqueología y la antropología en Colombia, Hernández de Alba fue parte de un círculo académico que no se detenía en los límites geográficos de Colombia, y además, fue copartidario de la modernización de la educación y del aparato estatal impulsada por los gobiernos de turno de la llamada República Liberal (1930-1946). De modo que, de manera simultánea, mientras Gregorio Hernández de Alba avanzaba sobre sus excavaciones, sus etnografías y sumaba conocimientos a su quehacer, otros investigadores provenientes de distintos países arribaban a Colombia, varias publicaciones internacionales aterrizaban en su escritorio, buenas noticias desde el gobierno alentaba sus trabajos y otros neófitos como él conquistaban terreno sobre la materia.

En ese sentido, el Archivo Gregorio Hernández de Alba está a la espera de una revisión que nos arroje nuevas luces sobre este personaje y por ende de la antropología. Un enfoque metodológico —prosaico— que no solo conecte el Archivo Gregorio Hernández de Alba con los archivos de otros antropólogos en Colombia y en academias y centros de documentación ubicados en distintos lugares del mundo, sino que también señale que la formación de la antropología ha involucrado a personas de distintas disciplinas y de diferentes oficios que han hecho parte de instituciones estatales, de asociaciones privadas e incluso de la Iglesia Católica. Políticos, ingenieros, periodistas, guaqueros, cargueros, obreros y curas, son algunas de las profesiones u oficios que aparecen en la documentación como elementos trasversales o tangenciales en el trabajo antropológico de Gregorio Hernández de Alba. De alguna u otra manera, este antropólogo, como muchos otros practicantes de las Ciencias Sociales, han encontrado en los saberes de otras personas ajenas a su oficio una fuente de conocimientos para nutrir sus investigaciones: mapas topográficos o geológicos, reportes o crónicas, restos de humanos o de objetos, indicaciones o pistas, se convirtieron en información valiosa que no en pocos casos aligeraron el trabajo de campo y que representaron —en su momento— conocimientos y avances que él mismo no había llegado a conquistar.

Texto redactado por Ricardo Uribe

Ubicación física: 

Biblioteca Luis Ángel Arango, Sala de Libros Raros y Manuscritos

Número topográfico: 
Varios
Material complementario: 

Publicaciones

Boletín Cultural y Bibliográfico Banco de la República. (2001). Las múltiples formas de entender la historia: importancia del archivo de Gregorio Hernández de Alba. Boletín Cultural y Bibliográfico, 38 (57). Recuperado de https://publicaciones.banrepcultural.org/index.php/boletin_cultural/article/view/1272/1279

Instituto Colombiano de Antropología. (1989). Colombia prehispánica: regiones arqueológicas. Recuperado de http://babel.banrepcultural.org/cdm/ref/collection/p17054coll10/id/2781

Llanos Vargas, H. y Ordónez Hurtado, H. (1995). Viviendas y tumbas en los altos de lavaderos del Valle del rio granadillos· San Agustín (El Rosario). Boletín de Arqueología - FIAN, 10 (2). Recuperado de https://publicaciones.banrepcultural.org/index.php/fian/article/view/5487/5744

Museo del Oro (Bogotá). (1989). Museo del Oro: 50 años. Recuperado de http://babel.banrepcultural.org/cdm/ref/collection/p17054coll18/id/4

Rodríguez, A. (1998). Paul Rivet: estudioso del hombre americano. Recuperado de http://babel.banrepcultural.org/cdm/ref/collection/p17054coll10/id/2234