Usted está aquí

Embalse de Chisacá

Enviado por jsizaram el Mié, 08/01/2018 - 10:45

Este acervo está compuesto por varias imágenes diapositivas que retratan el proceso de construcción del Embalse de Chisacá, una obra de ingeniería hidráulica realizada entre 1949-1951, con el fin ensanchar el acueducto de Bogotá y corregir los colapsos de la obra que habían tenido lugar después de una fuerte temporada de sequía por la que atravesó la Sabana de Bogotá desde finales de la década de 1930.

A principios del siglo XX, la intervención del río Tunjuelo –que hoy atraviesa las localidades de de Sumapaz, Usme, Ciudad Bolívar, Tunjuelito, Kennedy y Bosa–, representó la solución a los constantes problemas de sequía y abastecimiento de agua de la capital de Colombia. Por esta razón se consideró necesaria la construcción de un sistema de abastecimiento que partiera desde la cuenca alta del río Tunjuelo (Sumapaz). Las obras del “Nuevo Acueducto” se iniciaron entre 1933 y 1934 con la construcción de la planta de tratamiento de Vitelma en el nacimiento del río San Cristóbal y del embalse de la Regadera en las confluencias de los ríos Curubital y Chisacá.

A pesar de que las obras permitieron la ampliación momentánea del servicio de agua en la ciudad, la década de los cuarenta fue un periodo singularmente seco, caracterizado por fuertes oleadas de calor que afectaron el curso normal del “Nuevo Acueducto”. Bajo esta coyuntura las autoridades encomendaron comisiones de estudio para la evaluación del funcionamiento hidráulico de la capital. Finalmente, los informes concluyeron en la necesidad de reformar el sistema de acueducto de Bogotá a través de la construcción de un nuevo embalse en la cuenca alta del río Tunjuelo, específicamente en la confluencia de los ríos Chisacá y Mugroso.

Mediante el acuerdo No. 72 de 1945 expedido por el consejo de Bogotá, se compraron los terrenos aledaños a la hacienda “El Hato” para la construcción de la nueva obra de ensanchamiento del acueducto, que llevaría el nombre de “Embalse de Chisacá”. Esta significativa intervención al río Tunjuelo tenía como objetivo aumentar la capacidad de agua a un millón de metros cúbicos con relación a La Regadera, para lo que fue necesario el uso de 84 hectáreas de tierra del Hato. Para su ejecución se contó con un presupuesto de 9 millones de pesos, entregados por licitación a las compañías nacionales SIDEICO y OLAP; sin embargo, a finales de 1946 solo la mitad de los 9 millones habían podido ser adjudicados, razón por la cual el consejo de Bogotá emitió el acuerdo No. 10 de 1949 con el cual se instauró un “fondo de ensanche” administrado por la Junta Directiva de las Empresas Municipales. La inauguración del embalse se realizó el 6 de agosto de 1951, contaba con un espacio que tenía capacidad de contención de 5 millones de metros cúbicos de agua, una altura de 36 metros de largo por 440 de ancho y un terraplén de 500.000 metros.

Este acervo fotográfico que registra el proceso de construcción del embalse de Chisacá, contiene 22 diapositivas a color fechadas en 1949 y subtituladas como “Chisacá Dam”, la caja está marcada con el nombre “Francisco Weisner Rozo”, importante ingeniero civil egresado de la Universidad Nacional que se vinculó al proyecto de análisis y estudio para la construcción de embalses en las regiones de La Regadera, Chisacá, Vitelma, los Tunjos y en la dirección de las Empresas Públicas de Acueducto y Tranvía de Bogotá (1923). En la fotografía número 21 del presente se observa una nota manuscrita a lápiz con el texto: “Iniciando Chisacá” lo que podría indicar que las imágenes corresponden al registro de una primera etapa de la obra. Las fotografías contienen testimonio de las excavaciones, el ensamble inicial, la infraestructura, los materiales utilizados, la mano de obra y las maquinarias. Aunque la mayoría de las fotos son planos generales y panorámicas exteriores, se destacan dos fotografías interiores marcadas con el subtítulo: “Laboratorios” (No. 1 y 12).

Este material, disponible en la Sala de Libros Raros y Manuscritos de la Biblioteca Luis Ángel Arango, es una fuente útil para el estudio del abastecimiento del agua, la historia ambiental y la infraestructura de acueducto y alcantarillado en Bogotá.

Texto redactado por Katherin Galeano Yasnó

Ubicación física: 

Biblioteca Luis Ángel Arango. Sala de Libros Raros y Manuscritos.

Número topográfico: 
DA34331
Volumen: 

22 dispositivas a color organizadas en 1 caja y 1 visor

Tema de colección bibliográfica:

Tipo documental:

Material complementario: 

Publicaciones

Subgerencia Cultural del Banco de la República. (2012). Agua: un patrimonio que circula de mano en mano. Bogotá, Colombia: Biblioteca Luis Ángel Arango. Recuperado de http://www.banrepcultural.org/agua/index.html

Taller de crónicas del agua. (2011). Memorias del agua en Bogotá: antología. Recuperado de http://babel.banrepcultural.org/cdm/ref/collection/p17054coll10/id/2155