Usted está aquí

El Tesoro Quimbaya

Enviado por jsizaram el Mar, 07/24/2018 - 14:28

Hacia finales del siglo XIX, un majestuoso hallazgo colmó las páginas de la prensa colombiana y atrajo la atención de expertos y legos. Se trataba de aquel que pasó a la historia como el Tesoro Quimbaya, un conjunto de 433 objetos precolombinos en oro y tumbaga, que, además de evidenciar la sofisticación orfebre de los pueblos nativos americanos, también se convertiría en objeto de polémica en la historia política de Colombia.

Según se atestigua en varias fuentes, la región donde fueron hallados los objetos ya era célebre por la presencia de “guacas” o entierros de ajuares funerarios elaborados en metales preciosos, que despertaban tanto la curiosidad de científicos, comerciantes y políticos, como el temor mágico-religioso de aquellos que se rendían ante la ambición (cf. Bonilla, 1985; Botero, 2001; Field, 2012; Perea, Verde y Gutiérrez, 2016). La hacienda La Soledad, en inmediaciones del municipio de Filandia, en el actual departamento del Quindío, sería la locación de aquel descubrimiento sin precedentes que tuvo lugar en el año de 1890, cuando ya la “fiebre del oro” se había afianzado y sus prácticas se habían incluso legalizado en Colombia:

En la década de 1880, el saqueo de tumbas, conocido en Suramérica como guaquería, prosperó con fuerza en las fértiles tierras de la Zona Cafetera, gracias a que la nueva bonanza agrícola en esta región del altiplano despejó el denso bosque que antes impedía su exploración. En la región de lo que después sería el departamento del Quindío, se descubrieron lugares de donde emergían extraordinarias reliquias de oro, sin comparación alguna con las encontradas hasta el momento en otros sitios de Suramérica […]. Los arqueólogos han identificado estos objetos como parte de lo que hasta hoy se conoce como la Cultura Quimbaya (200 a. C.-900 d. C.) […]. Muchas de las piezas fueron fundidas, en la mayoría de casos sin siquiera hacer un bosquejo de ellas para la posteridad, mientras que otras fueron sacadas del país y terminaron en colecciones en el extranjero. (Field, 2012, p. 70)

En referencia al Tesoro Quimbaya, algunos documentos oficiales señalaban que el señor Domingo Álvarez, propietario original de esta colección que pesaba 21.224 gramos, la había tenido en custodia en el Banco de Bogotá hasta el 19 de agosto de 1891, cuando notificaría a la entidad sobre su venta al señor Fabio Lozano. A su turno, dos días después, Lozano daría aviso al banco de haberla vendido al Gobierno colombiano por la suma de setenta mil pesos ($70.000) de contado, tal como consta en el contrato oficial.

Mientras se realizaba dicha transacción, el presidente de turno Carlos Holguín Mallarino formalizaba diligentemente el destino del Tesoro, junto a su gabinete ministerial y su secretario de relaciones exteriores Marco Fidel Suárez. En plenaria, se argumentaron las razones por las cuales este conjunto arqueológico, de tan alto valor económico y científico, debía ser convertido en un “presente diplomático”. Por motivos de “decoro y cortesía”, el gobierno de España debía recibir un obsequio que subsanara su inversión como árbitro en el pleito limítrofe entre Colombia y Venezuela. Como consecuencia, en disposición oficial, el gobierno decidió que

en el mismo supuesto tal vez podría llenar este fin la colección de objetos de oro encontrados recientemente en Finlandia, Departamento del Cauca [sic], hoy de propiedad del señor Fabio Lozano T., cuya autenticidad está comprobada y cuyo precio podría ajustarse conforme al dictamen de peritos […]. (MSS4170 Documentos manuscritos e impresos sobre el tesoro Quimbaya, Bogotá, 1891)

El voto de todos los miembros de la plenaria fue favorable a esta decisión. Su concepto acerca del conjunto orfebre también fue consignado en el documento, como una

colección de objetos de arqueología antigua de los aborígenes de este país, que en concepto de los inteligentes, además de su alto valor intrínseco, puede alcanzar un precio muy notable por su valor histórico y arqueológico, que según se asegura es muy grande. (MSS4170 Documentos manuscritos e impresos sobre el tesoro Quimbaya, Bogotá, 1891)

Firmada esta disposición, en el año de 1892, durante el evento de celebración del cuarto centenario del Descubrimiento de América en la Biblioteca Nacional de Madrid, la reina española María Cristina de Habsburgo recibió un regalo de 122 piezas de la orfebrería quimbaya, que incluían poporos, alfileres, estatuillas, adornos corporales, entre otros. La intención también se dirigía a que dicha colección fuese la cuota colombiana en la exposición del cuarto centenario.

Ya en dicha fecha, el Tesoro Quimbaya se había calificado como uno de los hallazgos precolombinos más importantes de América. El representante del Museo Comercial Italiano en Bogotá y miembro de la Sociedad Geográfica de Roma, Carlo Vedovelli-Breguzzo, editó un catálogo en francés que relacionaba las piezas del Tesoro. Además de incluir tres fotografías, también escribió un prefacio, en el que se atrevía a comparar la colección con la magnificencia del arte egipcio antiguo (cf. MSS4170 Documentos manuscritos e impresos sobre el tesoro Quimbaya, Bogotá, 1891; Botero, 2001).

Estas y otras consideraciones han adobado la polémica en torno al acto diplomático de 1891, que ha sido duramente criticado, especialmente desde que emergió la noción de patrimonio histórico nacional en Colombia. Durante las últimas décadas, ciertos sectores han reclamado la devolución de colecciones de este tipo al país. En 2017, la acción de la Academia de Historia del Quindío consiguió que la Corte Constitucional ordenara al gobierno la repatriación del Tesoro Quimbaya, que hoy se encuentra expuesto en el Museo de América de Madrid.

El archivo documental que reposa en la Sala de Libros Raros y Manuscritos de la Biblioteca Luis Ángel Arango contiene varios documentos oficiales que soportan las transacciones realizadas y las decisiones tomadas sobre el destino inmediato del Tesoro Quimbaya en 1891. También incluye las relaciones descriptivas de las piezas. Los documentos se encuentran archivados en una carpeta y cuentan con tapas de pergamino. Han sufrido cierto deterioro, especialmente manchas en su superficie, pero todos son legibles.

En específico, el público interesado podrá encontrar en este archivo:

  • El catálogo del Museo Commerciale Italiano in Bogotá, publicado por Carlo Vedovelli-Breguzzo  (impreso, 1890, 8 págs. y 3 fotos de la colección quimbaya “Finlandia”).
  • Contrato de compraventa de la colección arqueológica quimbaya de Filandia, de propiedad de Fabio Lozano T., por parte del gobierno colombiano (manuscrito, 20 de agosto de 1891, 2 folios).
  • Disposición oficial sobre obsequio de la colección quimbaya de Filandia al gobierno español por su arbitramiento en el conflicto de límites entre Colombia y Venezuela (manuscrito anexo al contrato, 20 de agosto de 1891, 2 copias de 5 folios cada una).
  • Relación de peso neto del oro de cada una de las 62 figuras de la colección (manuscrito anexo al contrato, 20 de agosto de 1891).
  • Aviso al gerente del Banco de Bogotá, de parte de Domingo Álvarez, propietario original de la colección, de que la vendió a Fabio Lozano T., y aviso al gerente del Banco de Bogotá, de parte de Fabio Lozano T., propietario original de la colección, de que la vendió al gobierno nacional de Colombia.
  • Documento Proyecto de trabajo complementario de la colección de antigüedades en oro que el gobierno de Colombia destina a S.M. la reina regente de España, donde se propone una reproducción de la colección y la elaboración de un catálogo (manuscrito anexo al contrato, 20 de agosto de 1891, 2 folios).

Esta serie de documentos puede servir a los fines investigativos en torno a la cuestión del Tesoro Quimbaya, su uso en las relaciones diplomáticas internacionales —como tantas otras colecciones arqueológicas americanas— y su definición más reciente como patrimonio histórico de la Nación. También, y más específicamente, en cuanto colección orfebre, puede dar luces sobre el múltiple papel del oro en la política y la economía modernas. Así mismo, puede ilustrar sobre los temas de la guaquería en Colombia y su relación con otros ámbitos de la historia nacional.

Texto redactado por Angélica Ospina

Referencias

Botero, Clara Isabel (2001). The construction of the Pre-Hispanic past of Colombia: Collections, museums and early Archaeology, 1823-1941. Tesis doctoral en Historia Moderna, St. Antony's College, University of Oxford, EE.UU.

Field, Les. (2012). El sistema del oro: exploraciones sobre el destino (emergente) de los objetos de oro precolombinos en Colombia. Antipoda. Revista de Antropología y Arqueología,14, pp. 67-94.

Perea, Alicia; Verde Casanova, Ana y Gutiérrez Usillos, Andrés (eds.). (2016). El Tesoro Quimbaya. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas; Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Ubicación física: 

Biblioteca Luis Ángel Arango, Sala de Libros Raros y Manuscritos

Número topográfico: 
MSS4170
Volumen: 

1 carpeta y 1 catálogo

Tema de colección bibliográfica:

Material complementario: 

Publicaciones

Banrepcultural - Red Cultural del Banco de la República en Colombia (s. f.). Quimbaya - Enciclopedia. Recuperado de http://enciclopedia.banrepcultural.org/index.php?title=Quimbaya

Bonilla, M. E. (1985). Oro colombiano en manos extranjeras. Boletín Cultural y Bibliográfico, 22 (3). Recuperado de https://publicaciones.banrepcultural.org/index.php/boletin_cultural/article/view/3279/3367

Gamboa Hinestrosa, P. (junio de 1992). El primer tesoro de los Quimbayas: hace cien años fue obsequiado a España. Credencial Historia (30). Recuperado de http://www.banrepcultural.org/biblioteca-virtual/credencial-historia/numero-30/el-primer-tesoro-de-los-quimbayas

Museo del Oro – Bogotá. (1989). Museo del Oro: 50 años. Recuperado de http://babel.banrepcultural.org/cdm/ref/collection/p17054coll18/id/4

Museo del Oro Banco de la República. (1988). Noticias del Museo del Oro: el nuevo tesoro quimbaya / Exposiciones temporales: Oro clásico Quimbaya / Seccion de divulgación: Videos y Audiovisuales. Boletín Museo del Oro, 20. Recuperado de https://publicaciones.banrepcultural.org/index.php/bmo/article/view/7172/7430

Plazas de Nieto, C. (1978). Zonas arqueológicas de Colombia: ‘Tesoro de los Quimbayas' y piezas de orfebrería relacionadas. Boletín Museo del Oro, 2. Recuperado de https://publicaciones.banrepcultural.org/index.php/bmo/article/view/6809/7043