Usted está aquí

Archivo fotográfico Valle del Cauca: siglos XIX y XX

Enviado por jsizaram el Mié, 07/25/2018 - 09:01

El archivo fotográfico Valle del Cauca está compuesto por 1.899 fotografías en distintos formatos (FT1904), así como cinco álbumes que contienen colecciones de cartas de visita de finales del siglo XIX (FT1903). La colección fue compilada por el empresario, político y gestor cívico Manuel María Buenaventura, y recoge imágenes de diversa índole que permiten interpretar una mirada de Cali y el Valle del Cauca, así como de momentos importantes en la historia del país.

Manuel María Buenaventura fue un importante empresario para la historia de Cali. Nació en esa ciudad en 1879 y desde muy temprano logró integrarse a su vida empresarial. En 1908 comenzó su sociedad comercial con Dídimo Reyes, con quien tuvo diversos negocios como uno dedicado a los artículos de billar y la compañía de cigarrillos “La Legitimidad”. Pero la empresa que lo convertiría en un protagonista de la vida económica sería el almacén de abarrotes “La mascota”, que ofrecía los principales productos del país, así como algunos productos importados. De acuerdo al historiador Jairo Arroyo, esta sociedad representó a “Molinos Dagua” en la distribución de galletas, harina y salvado, así como la venta del jabón “La Fama”. Su participación comercial más importante sería su aporte como accionista en la empresa de Hernando Caicedo que recibiría el nombre de Colombina, y que es en la actualidad una de las más importantes de Colombia.  Su labor como empresario se mantuvo a la par de la actividad política, donde fungió cargos directivos en entidades como la Cámara de Comercio de Cali y el directorio departamental del Partido Republicano.  Fue, igualmente, accionista de importantes empresas dedicadas a la construcción y obras públicas. Su rol más importante a nivel político fue la alcaldía de Cali, delegada durante el gobierno de Alfonso López Pumarejo.

En 1918 se embarcó en el proyecto de construir un Teatro Municipal que pudiera tener el nivel arquitectónico y técnico que sentía que necesitaba una ciudad de la importancia de Cali. Es así como lideró la creación del Teatro que posteriormente recibiría el nombre de “Teatro Municipal de Cali Enrique Buenaventura”. Por su rol como gestor cultural, en el año 2015 el teatrino contiguo al recinto recibió su nombre.

La colección que realizó Manuel María Buenaventura está compuesta por fotografías de diferentes épocas del país y, si bien se encuentran imágenes con temáticas diversas, el objetivo inicial era compilar la historia patrimonial de Cali y del Valle del Cauca. Las series disponibles son las siguientes:

  • Edificios de Cali (construidos, desaparecidos y en proceso de construcción)
  • Calles, avenidas, casas, barrios y plazas de Cali
  • Paisaje Rural y fluvial del Cauca
  • Fotos de obras de ingeniería (carretera al mar)
  • Espectáculos (Ferias y eventos deportivos)
  • Retratos de grupos
  • Cartas de visita
  • Fotografías de diploma de posesión de Gustavo Rojas Pinilla
  • Fotos de posesión de Gustavo Rojas Pinilla
  • Fotografías de documentos: posesión de gobernadores en Valle del Cauca y en Santander
  • Fotografías posteriores al 9 de abril de 1948 en Bogotá

Las fotografías fueron adquiridas por Buenaventura a partir de otras colecciones ya realizadas. A la par de las cartas de visita, un número considerable de imágenes consiste en postales realizadas por diferentes estudios fotográficos que existieron en Cali, Bogotá, Medellín y Barranquilla, además de otros estudios como el de Endara en Panamá o el de Francisco Valiente, el célebre fotógrafo barranquillero, en San José de Costa Rica. El listado de casas fotográficas identificadas es el siguiente:

  • Dr. W. Zinkeisen, Cali
  • Foto T. Mera
  • Foto Escarria
  • El Regalo (Calle Florián, Bogotá)
  • Photo Salazar
  • F. Prieto
  • Foto Muit
  • Fotografía Franco Rusa, Perrase-Cali
  • Fotografía Palau
  • Litografía de Ayala
  • Julio Racines
  • Francisco Valiente (San José de Costa Rica)
  • Vargas de la Rosa
  • S. Sapata (Bogotá)
  • Paredes
  • Pastor Restrepo
  • E. Jaramillo
  • Ariza
  • C. Endara (Panamá)
  • Juan Nepomuceno Gómez

En el caso de las tarjetas de visita, resulta interesante que cuatro volúmenes disponibles se encuentran conservados en el álbum utilizado originalmente. Esto es clave porque permite entender los usos y costumbres de la fotografía de retrato a finales del siglo XIX, donde el retrato comenzaba a consolidarse dentro de las prácticas culturales cotidianas. Además, entre las tarjetas de visita se encuentran imágenes particulares, como lo fue la fotografía de Rafael Pombo de 1864, que además se encuentra firmada por el propio escritor. Esta es probablemente la imagen más antigua que alberga la colección de M.M. Buenaventura.

Algunas imágenes fueron intervenidas por el propio M.M. Buenaventura quien escribió sobre ellas una nomenclatura definiendo el lugar que es representado, así como la época en la que fue realizada la imagen. Esta identificación –si bien en algunas imágenes altera la foto misma– permite reconocer aspectos de las imágenes como las fechas de las tomas, los lugares que están siendo representados e, incluso, parte de la historia de estos lugares: si fueron destruidos, transformados, o se mantenían de pie. Por ejemplo, una de las primeras fotografías fechadas por el coleccionista data de 1885 y, de acuerdo a su cartela, consiste en un recuerdo del combate en Sonso, un municipio del Valle del Cauca.

Detrás de esta colección se encontraba el interés de preservar testimonios históricos del paisaje rural y urbano de la región. Por ello, la descripción fotográfica permite ubicar geográficamente aquello que se está viendo, incluso comentando, lo que sucedería históricamente con los lugares representados. En este fondo se encuentra una buena parte de los lugares emblemáticos de esta zona de la región pacífica, como lo fue la casa de Jorge Isaacs, con tempranas fotografías de finales del siglo XIX, así como el auge de las haciendas y el paisaje de los trabajadores de los ingenios azucareros. El puente sobre el río Molino en Popayán, las calles de Palmira, la iglesia de Belalcázar, son algunos ejemplos de los emblemas arquitectónicos que están representados en diferentes épocas y que se describen puntualmente.  Algunos casos, como la imagen de la iglesia de la Ermita en Cali, permiten explorar la evolución que el entorno urbano de la iglesia tuvo a lo largo de sesenta años.

De las series identificadas, resultan interesantes las fotografías de Bogotá en los días posteriores al Bogotazo, donde es posible identificar los edificios que fueron destruidos por el motín bélico, o las fotografías de la toma de posesión de Gustavo Rojas Pinilla, así como el registro de sus documentos y de algunos documentos de posesión que se dieron para la misma fecha.   Algunas fotografías son de aspectos que, sin tratarse de un panorama, también contribuyen a ser testigos de la transición histórica de los lugares, pues muchas escenas representan elementos arquitectónicos y escultóricos que ya no existen. Es el caso de la imagen de un monumento erigido en 1936. El coleccionista describió no sólo el lugar donde estaba erigido, sino también el momento en que se demolió. De la misma manera, la fotografía de la demolición de la iglesia de Nuestra Señora de la Gracia, el 25 de septiembre de 1945, “en horas de la mañana” de acuerdo al testimonio escrito en la reproducción, constituye un documento preciso para comprender la forma en que los lugares se transformaron con el tiempo.

Este es un fondo documental que permite explorar imágenes impactantes que hasta el momento han resultado inéditas, como la foto de las Damas de la Junta del Consejo de 1924, que constituye toda una historia de vestidos, poses y personajes de la vida cotidiana de la época, o la fotografía de la Calle 11 con carrera cuarta días después del Bogotazo, en donde se puede ver la cuadra destruida de lo que es actualmente la Biblioteca Luis Ángel Arango.  En la diversidad de las fotografías del Fondo Cauca, hay muchas imágenes excepcionales que constituyen una memoria invaluable del siglo XIX y XX colombiano. Tal es el caso de las primeras extracciones de imágenes prehispánicas de San Agustín, o verdaderas rarezas, como la fotografía del célebre escritor Alexandre Dumas con su firma en el reverso, dedicada a sus hijos y remitida desde Cali. No sabemos si fue cierto o no el paso del escritor por Cali, pero de haberlo sido, este sería el testimonio vivo de una historia por contar, de las muchas que inspira la colección fotográfica que alberga este, aún inexplorado, acopio documental.

Estas fotografías pueden interesar al investigador y curioso que desee acercarse a una historia de la vida cotidiana en el Valle y en Colombia; a la historia de la fotografía en Colombia durante sus primeros cien años; a quien busque entender las transformaciones arquitectónicas y urbanas que se dieron en la ciudad de Cali y, por último, a quien desee saber más sobre el interés que Manuel María Buenaventura tuvo sobre la cultura de su región.

Texto redactado por Carlos Rojas Cocoma

Ubicación física: 

Biblioteca Luis Ángel Arango, Sala de Libros Raros y Manuscritos

Número topográfico: 
FT1903, FT1904
Volumen: 

FT1903: 968 fotografías organizadas en 10 álbumes, FT1904: 931 fotografías B/N y sepia organizadas en 13 álbumes

Tipo documental: