Usted está aquí

Alberto Lenis Burckhardt

Enviado por jsizaram el Mar, 07/24/2018 - 16:16

El trabajo fotográfico de Alberto Lenis Burckhardt (1905-2001) es un legado que permite conocer a fondo la vida cotidiana, paisajes y grandes eventos que sacudían la cultura caleña. Su trabajo es aquel de un curioso que buscó a través de los recorridos por calles, casas y escenarios una mirada impactante, un paisaje, una situación que pudiera transmitir lo que significaba el día a día de una ciudad que se transformaba constantemente como Cali y la región del Valle del Cauca. Puede decirse que, así como hay poetas que a través de las palabras se constituyen con el tiempo en el registro sentimental de un lugar, también hay algunos como Lenis que lo hicieron con las imágenes.

En la colección disponible en el Banco de la República se encuentran 1.437 negativos cuya copia digitalizada puede consultarse incluso en alta resolución, y que permiten rastrear todos los proyectos del fotógrafo a lo largo de 60 años dedicado a la fotografía. En su gran mayoría reproducen imágenes de Cali, desde fotografías aéreas hasta retratos de familia. Además, hay excursiones fotográficas por escenarios como el parque arqueológico de San Agustín, los paisajes de Boyacá, y lugares tan icónicos como la casa de Jorge Isaacs o el río Cauca. Aunque en algunas fotografías resulta complejo identificar la fecha, como las imágenes que realizó de paisajes naturales, en otras es factible entender que buena parte del acopio refiere a los años veinte y treinta.

Su familia vivía en una amplia casa frente a la Catedral, en la actual Plaza Caycedo. Allí Alberto Lenis comenzó a practicar la fotografía a través de las complicadas placas de vidrio que se utilizaban previo al uso de la celulosa para la emulsión fotográfica. Al parecer fue su tío Federico Burckhardt quien lo acercó al arte, primero con una cámara de cajón, y posteriormente con la popular Kodak Brownie, la cámara que revolucionó la fotografía al tratarse de una cámara que no necesitaba un trípode para funcionar y que además podía cargar un carrete con un rollo que permitía varias tomas para un revelado. La empresa de su tío representó en Cali, a partir de 1915, a la “Eastman Kodak Company”, lo que le permitió a Alberto Lenis tener un privilegio como pocos en la época: “malgastar” fotografías y revelados sin ninguna limitación, como lo recuerda Álvaro Bonilla en la biografía realizada para el libro “Retrospectiva fotográfica del Valle del Cauca”.

Lenis fue un fotógrafo empírico, pero esto no le impidió construir un relato visual que contribuye a entender lo que fue Cali en la primera mitad del siglo XX.  Desafortunadamente, es poco lo que se sabe del fotógrafo y, de la misma manera, del destino de las posibles imágenes que pudo realizar en la segunda mitad del siglo.

En las fotografías de Lenis Burckhardt no se encuentran poses muy elaboradas o composiciones demasiado organizadas. Se trata de un fotógrafo que miraba sin artificio, pero sin desdén los diferentes acontecimientos de la vida en Cali. Incluso en sus fotografías son evidentes ciertos encuadres mal realizados o ciertos retratos un poco descuidados, pero es allí donde radica justamente su fortaleza. La franqueza con la cual se hacen las imágenes permite que en el caso de los retratos no haya posturas ficticias o ángulos demasiado elaborados, sino que la gente se revele con naturalidad ante la cámara, sin filtros.

Al contrario de algunos fotógrafos colombianos del siglo XX, que además de ser reconocidos en su labor también fueron considerados artistas, las fotografías de Lenis Burckhardt no pretenden imponer una impronta de autor, salvo lo que podemos reconocer por sus propios intereses. La fotografía de la naturaleza que podía encontrar –árboles de las llanuras de la región del Valle, algunos animales que merodeaban las plazas de Cali y varios atardeceres–, nos revelan un fotógrafo curioso que estaba en constante búsqueda de una imagen. Una mención particular merecen los ríos, uno de los temas que más podemos encontrar en la colección. Más que un intento paisajístico, estas fotografías guardan una relación vital con lo que significaba, y aún hoy representa, el río para la gente que convive con él.  La espontaneidad se transmite en cada uno de sus registros, a través de lentes gran angulares o medianos que permiten identificar siempre su punto de vista. Son prolíficas las temáticas de sus fotografías, pues además de los paisajes naturales, encontramos también paisajes urbanos, retratos de familia, marchas políticas, eventos festivos o religiosos e incluso retratos de estudio.

La particularidad de las fotos de Lenis consiste en que es posible encontrar el carácter testimonial de un fotógrafo que sabe que el tiempo dará sentido a su imagen, cuando el paso del tiempo se encargue de transformar aquello que en algún momento parecía estático. Como la mayoría de ciudades colombianas, el auge que tendría Cali en su proceso de transformarse en una ciudad moderna llevaría consigo que buena parte de las imágenes de lugares capturados por la lente de Lenis Burckhardt se hayan transformado radicalmente o hayan desaparecido. Por citar un ejemplo, la calle Quinta, una calle trazada a la par de casonas, conventos y talleres, fue sepultada por una avenida que marcó la transformación de Cali en la urbe que se conoce actualmente. Pero a la par de esa modernidad una serie de personajes y rituales también fueron quedando congelados en el tiempo: las lavanderas y pescadores del río Cauca, las competencias de ciclismo o los circos ambulantes. ¿Qué tan consciente pudo ser Alberto Lenis Burchardt de que su fotografía sería un testimonio invaluable del pasado de una ciudad? Siendo un hombre longevo que vivió prácticamente todo el siglo XX, seguramente era consciente, como pocos, de que la fotografía servía para construir una memoria de aquello que veía cambiar o desaparecer. Por ello tomó fotografías de gran parte de los edificios emblemáticos que existían en Cali y retrató la población del Valle del Cauca de diferentes razas y clases sociales, como una huella de una región en constante transformación.

El archivo de Alberto Lenis Burckhardt puede interesar al investigador que desee profundizar en la vida cotidiana de Cali y el Valle del Cauca, sus transformaciones y las diferentes manifestaciones culturales dadas entre 1920 y 1970. Igualmente, a la persona que desee entender la transformación arquitectónica y urbanística de la región. La fotografía de paisaje puede aportar a la historia ambiental de Colombia. Por último, es un recurso esencial para quien le interese seguir de cerca la vida de este importante fotógrafo colombiano.  

Texto redactado por Carlos Rojas Cocoma 

Ubicación física: 

Biblioteca Luis Ángel Arango, Sala de Libros Raros y Manuscritos

Número topográfico: 
FT2023, DVDR0049
Volumen: 

FT2023: 352 fotografías B/N contenidas en 1 CD , 1.432 negativos B/N y 2 fotografías B/N, material organizado en 2 cajas, DVDR0049: 1.435 imágenes contenidas en 1 DVD

Tema de colección bibliográfica:

Tipo documental: