Usted está aquí

Archivo familiar y comercial de Tomás Cipriano de Mosquera

Enviado por jsizaram el Lun, 07/30/2018 - 11:18

Tomás Cipriano de Mosquera y Arboleda (Popayán, 1798 – Puracé, Cauca, 1878) fue uno de los personajes históricos más influyentes del siglo XIX en Colombia, considerado modelo de caudillo militar. Era miembro de una poderosa familia del Cauca, poseedora de minas, lavaderos de oro, haciendas, y dedicada también a actividades comerciales. Además, varios miembros de su familia ocuparon cargos administrativos y políticos a nivel regional y nacional. Su hermano mayor, Joaquín Mosquera, ocupó la presidencia de la Gran Colombia por un breve periodo, entre junio y septiembre de 1830 y luego, fue vicepresidente de la Nueva Granada, entre 1833 y 1835. Sus hermanos menores gemelos ocuparon importantes cargos: Manuel José Mosquera fue el primer rector de la Universidad del Cauca (1827) y fue nombrado XXXIII Arzobispo de Bogotá (1835-1853) y Manuel María fue político y diplomático.

Tomás Cipriano se casó dos veces con parientes cercanas. En 1822 con su prima hermana Mariana Arboleda y Arroyo, y luego de enviudar y casi con ochenta años de edad, contrajo matrimonio con María Ignacia Arboleda, sobrina de su fallecida esposa. 

Durante su juventud se vinculó al ejército republicano y estableció una amistad cercana con Simón Bolívar, quien lo nombró intendente de Guayaquil en 1827, luego de haber recibido varios ascensos en su carrera militar. A lo largo de su vida política ejerció varios cargos entre los que se destacan: Secretario de Guerra y Marina, encargado del Despacho del interior y Relaciones Exteriores, Ministro plenipotenciario en el Perú, Chile y Bolivia, entre otros.

Fue en este contexto cuando se perfiló como máximo mandatario político, cargo que ocupó en cuatro ocasiones: como Presidente de la República de la Nueva Granada (1845-1849), Presidente de la Confederación Granadina (1862-1863) y Presidente de los Estados Unidos de Colombia, entre 1863 y 1864 y posteriormente, entre 1866 y 1867. Durante sus gobiernos, realizó numerosas y controvertidas reformas de corte liberal, como la expulsión de los jesuitas y el decreto de desamortización de bienes de manos muertas [1]. También ocupó importantes cargos políticos en el Estado Soberano del Cauca, como gobernador, en 1859, y presidente, en el periodo 1871-1873. Los últimos años de su vida los pasó en la hacienda familiar Coconuco, en donde falleció en 1878.  

El Archivo

El acervo documental de Tomás Cipriano de Mosquera que se conserva en la Sala de Libros Raros y Manuscritos de la Biblioteca Luis Ángel Arango está integrado por dos conjuntos documentales: El Archivo Familiar (MSS558) constituido por cerca de 820 piezas documentales y el Archivo Comercial (MSS560) que contiene cerca de 630 documentos. El archivo familiar cuenta con un índice descriptivo bajo la signatura R016.3209861 A72a1. Estos conjuntos, adquiridos en 1994, complementan la colección documental que se conserva en el Archivo Central del Cauca, en Popayán.

ARCHIVO DE CORRESPONDENCIA FAMILIAR

El archivo familiar conserva correspondencia de Mosquera con distintos miembros de su familia como sus padres, hermanos, esposas, hijos, nietos y sobrinos. Este conjunto documental evidencia el intercambio epistolar de Tomás Cipriano con una extensa red de corresponsales (familia y amigos personales) en Colombia y en el extranjero. Según William Lofstrom, biógrafo de Mosquera: “El Archivo familiar de Mosquera de la Luis Ángel Arango nos ofrece un vistazo fascinante del tejido familiar de uno de los clanes más importantes de Colombia durante el período colonial y el siglo XIX, del lugar que ocupaba Mosquera en ese tejido, y de la personalidad del caudillo payanés” (p. 143).

El archivo de correspondencia familiar, está integrado por 820 piezas documentales, clasificadas en 23 carpetas, de la siguiente forma:

Carpeta 1:

Contiene cerca de 200 cartas enviadas por Manuel José Mosquera Arboleda (1800-1853), a su hermano mayor Tomás Cipriano. Manuel José fue un personaje de gran relevancia en la historia política y de la iglesia en Colombia. A los 18 años ingresó al Seminario de Popayán y posteriormente, fue enviado a estudiar a Quito, en el colegio de San Luis y en la Universidad Santo Tomás.

Estas cartas, cuyas fechas oscilan entre 1820 y 1853, recogen diversos aspectos de la vida de Manuel José y evidencian la estrecha relación que mantuvo con su hermano Tomás Cipriano.

Carpeta 2:

Contiene 79 cartas enviadas a Tomás Cipriano, de parte de Aníbal Mosquera Arboleda (1823 – 1879), hijo mayor del matrimonio Mosquera-Arboleda, durante los años 1854 a 1878. Las temáticas de la correspondencia son variadas pero pueden resumirse así: actividades comerciales de Aníbal Mosquera en Estados Unidos (comercio de quina y condimentos); el proyecto de construcción del camino de Buenaventura; la hacienda familiar Coconuco; asuntos relacionados con el ejercicio de cargos públicos en Colombia, en especial como jefe de municipalidad, en Buenaventura, y como servidor público en Santander; y la situación política, durante la guerra civil 1876-1877.

Adicionalmente, se encuentran cartas que dan cuenta de asuntos personales de Aníbal Mosquera como sus problemas de matrimoniales; la relación con sus hijas; sus quebrantos de salud y los de su padre Tomás Cipriano.

Carpeta 3:

Esta carpeta contiene 36 cartas enviadas por Mariana Arboleda y Arroyo de Mosquera, a su esposo, Tomás Cipriano. De estas misivas, 32 fueron enviadas desde Popayán, en el año 1829, cuando Mosquera se encontraba en un viaje por Quito, Guayaquil y Lima en desarrollo de la misión de negociar la deuda externa con el Perú y otros asuntos diplomáticos. Estas cartas reflejan dificultades de su vida matrimonial; la insistencia de Mariana en que su esposo dejara la vida militar y se dedicara a su familia y a los negocios familiares; las dificultades de salud de Mariana, así como su soledad y el desconsuelo que le causaba que Tomás Cipriano mantuviera vínculos con otras mujeres. Se destacan también algunas cartas alusivas a la visita de Simón Bolívar a la hacienda Coconuco, en diciembre de 1829.

Finalmente, se encuentran cuatro cartas, si fechar, pero que parecen ser de la década del cuarenta, enviadas desde Washington, en donde Mariana se encontraba viviendo con sus hijos Aníbal y Amalia.

Carpeta 4:

Contiene seis cartas enviadas a Tomás Cipriano, por Vicente Javier Arboleda Valencia, su primo y luego cuñado. Estas cartas fueron enviadas desde Popayán, en 1855, y su contenido se refiere a asuntos de negocios familiares y sobre la candidatura de Mosquera al senado.  

Carpetas 5 y 15:

En estas carpetas se encuentra correspondencia intercambiada entre Tomás Cipriano de Mosquera y su padre José María Mosquera y Figueroa. En la carpeta 5 se hallan cuatro cartas enviadas por el padre al hijo, entre 1819-1820. En ellas, el padre da indicaciones a su hijo sobre el manejo de la hacienda Coconuco, manejo del dinero y le informa sobre asuntos familiares. Por otro lado, en la carpeta 15 se encuentran seis cartas enviadas por Tomás Cipriano a su padre, entre 1818 y 1825. Las cartas de 1818 hacen referencia a su experiencia de vida en Cartagena y las de 1824 - 1825 contienen información sobre el estado de salud de Tomás Cipriano, después del Combate de Barbacoas; en dicha batalla Mosquera derrotó al pastuso Agustín Agualongo, pero recibió una grave herida en la mandíbula.

Carpeta 6:

Contiene cinco cartas enviadas por Joaquín Mariano Mosquera, hermano mayor de Tomás Cipriano. Tres son enviadas por Joaquín a su padre, José María, entre 1821, informándole noticias políticas y sobre la herida causada a su hermano en la batalla de Barbacoas. Las otras dos son enviadas, por Joaquín a Tomás Cipriano, en 1866 y 1867, sobre temas políticos y familiares. También refiere algunas de sus reflexiones sobre educación en Colombia.

Carpetas 7 y 16:

Correspondencia intercambiada entre los hermanos Manuel María y Tomás Cipriano de Mosquera y Arboleda. En la carpeta 7 se hayan seis cartas enviadas por Manuel María a Tomás Cipriano, entre 1866 y 1876. Su contenido es personal-familiar. En algunas de las cartas comenta sobre su labor en la Universidad del Cuaca. Por su parte, en la carpeta 16, se encuentran cuatro cartas enviadas por Tomás Cipriano a Manuel María, entre 1830 y 1856. En ellas tratan temas políticos y familiares.

Carpeta 8:

Contiene cuatro cartas enviadas a Tomás Cipriano de Mosquera, de parte de su hijo mayor Tomás María Mosquera Cervantes. Tomás nació de una relación que Mosquera sostuvo con María Candelaria Cervantes, una costurera cartagenera, a los veinte años, antes de su primer matrimonio. Las cartas datan del año1860 y se refieren a temas personales y de negocios.  

Carpeta 9:

Contiene seis cartas a Tomás Cipriano de Mosquera, de parte de su nieto Pedro Herrán Mosquera, hijo de Amalia Mosquera y Pedro Alcántara Herrán. Estas fueron enviadas desde París y desde Lima y tratan asuntos relacionados con el camino de Buenaventura y la formación académica de Pedro Herrán. Datan de los años 1865 a 1866.

Carpeta 10:

Se encuentran 21 cartas a Tomás Cipriano de Mosquera, de parte de su nieto Tomás Herrán Mosquera, hijo de Amalia Mosquera y Pedro Alcántara Herrán Las fechas de envío oscilan entre 1857 y 1876 y las ciudades de remisión son Nueva York, Georgetown, Londres y Panamá, en el exterior; y Cali, Popayán y Medellín, en Colombia.

Las cartas enviadas entre 1857 y 1864 dan cuenta, especialmente, de la vida escolar de Herrán Mosquera y temas personales-familiares. Asimismo, se mencionan pormenores de la vida de Amalia Mosquera y su familia en Nueva York, Londres y Paris. Las cartas de 1866 a 1876 están relacionadas con el regreso de Tomás Herrán Mosquera a Colombia y de los negocios familiares de los que se ocupó en dicho periodo. Específicamente, se halla información sobre minas en el Cauca (Caloto, Timbiquí, Almaguer, entre otras) y sobre negocios en Medellín.

Carpeta 11:

Se encuentran 27 cartas enviadas a Tomás Cipriano de Mosquera, de parte de su nieta Adelaida Herrán Mosquera (1847-1920), hija del matrimonio de Amalia Mosquera y Pedro Alcántara Herrán. Las misivas datan de los años 1859 a 1877. En ellas informa sobre sus estudios, sus experiencias de vida en el exterior e informa sobre la salud de su madre.

Carpeta 12:

Contiene ocho cartas de Ana Herrán Mosquera, hija del matrimonio Mosquera-Herrán, a su abuelo Tomás Cipriano. Son enviadas desde Londres y París, entre 1861 y 1877. Son de carácter personal-familiar, en ellas comenta sobre la salud de la familia y sobre los estudios.

Carpeta 13:

Se encuentran cinco cartas enviadas a Tomás Cipriano, de parte de María Mosquera de Davies, una de sus hijas ilegitimas. Estas son enviadas desde Panamá y Barbacoas, entre 1853 y 1859. María estaba casada con el ingeniero inglés Thomas Davies, quien trabajó en la Casa de Moneda de Popayán durante la primera presidencia de Mosquera. Las cartas hacen referencia a la vida familiar de María, a los problemas de salud de su hijo y de su esposo, y a las dificultades de su matrimonio.

Carpeta 14:

Contiene dos cartas enviadas a Tomás Cipriano de parte de Isabel de Mosquera, su nuera, esposa de su hijo Aníbal. Son enviadas desde Santa Marta en1860, y trata sobre temas familiares, en especial noticias sobre las hijas del matrimonio, Amalia y Josefa.

Carpetas 17 y 18:

Las carpetas 17 y 18 contienen correspondencia intercambiada entre distintos miembros de la familia de Tomás Cipriano de Mosquera. También se encuentra correspondencia entre Tomás Cipriano y personas muy cercanas a él. Las cartas datan del periodo 1824-1937.

Se destacan dentro de este conjunto cartas de las mujeres con quienes Tomás Cipriano mantuvo una relación afectiva: una carta de Susana Llamas, una antioqueña residente en Cartagena, con quien Mosquera tuvo una relación entre 1842 y 1849; tres cartas enviadas a Mosquera en 1860, por parte de Paula Luque, con quien tuvo dos hijas ilegitimas: Clelia y Teodulia.

Se destacan también documentos notariales, tales como reconocimientos de poder, certificaciones y dos Testamentos otorgados por Tomás Cipriano y Mariana Arboleda, su primera esposa, el 9 de enero de 1837.

También llama la atención una carta enviada por María Manuela Mosquera, a su hijo Tomás Cipriano. Esta fue escrita desde la Hacienda Cuprecia, ubicada en Santander de Quilichao, Cauca, en 1853.

Carpeta 19:

Contiene 92 cartas enviadas a Mariana Arboleda de Mosquera, primera esposa de Tomás Cipriano, entre 1825 y 1826. Las remitentes son, principalmente, mujeres de la familia de Mariana, entre quienes se encuentran: su madre Gabriela Arroyo, su tía Josefa Arboleda, sus hermanas Paula y Josefa Arboleda, sus cuñadas María Manuela y Dolores Mosquera. En su mayoría se refieren a temas personales-familiares.

Carpeta 20:

Contiene 21 cartas enviadas por Pedro Alcántara Herrán a Tomás Cipriano, entre 1848 y 1857. Herrán fue el 4° presidente de la República de la Nueva Granada, entre 1841-1845, y fue sucedido en el cargo por Tomás Cipriano, para el periodo 1845-1849. Herrán y Mosquera fueron compañeros de armas, amigos y familiares, pues en 1842, Amalia Mosquera, la hija de Tomás (que para ese entonces tenía 16 años de edad) contrajo matrimonio con Herrán.

Las cartas que se conservan en esta carpeta fueron enviadas por Herrán a su suegro y amigo y versan sobre diversos asuntos: sobre temas políticos, dentro de los que se destacan las cartas sobre el conflicto limítrofe en la Costa de Mosquitos (Nicaragua); sobre negocios, en especial sobre la casa comercial Mosquera & Cía.; y sobre asuntos familiares.

Carpeta 21:

Contiene 119 cartas enviadas a Tomás Cipriano, de parte de su hija Amalia Mosquera Arboleda, entre 1848 y 1875.

La cartas de 1848 fueron enviadas desde Washington y dan cuenta de la experiencia de vida de Amalia en dicha ciudad, de sus dificultades con el idioma, de sus tres hijos y del estado de salud de su madre, Mariana Arboleda, quien vivía con Amalia en Estados Unidos. De los ocho años siguientes no hay correspondencia, esta inicia de nuevo en 1856. Las cartas de los años 1856-1859 fueron enviadas desde Nueva York; en ellas Amalia informa sobre las actividades de Alcántara Herrán, las dificultades de su matrimonio, la quiebra de Mosquera & Cía., así como  las dificultades económicas de la familia.

La cartas de 1860 fueron enviadas desde Bogotá y contienen información de tinte un poco más político. Las de 1861 fueron enviadas desde distintos lugares de Colombia (en aquel entonces Confederación Granadina), visitados en el viaje de retorno a Nueva York, desde donde también se enviaron las de 1862. La correspondencia de 1863-1864 fue enviada desde París, en donde se estableció Amalia.

Las cartas 1874-1875 corresponden al periodo en el cual Amalia ya había regresado de nuevo al país (para ese entonces los Estados Unidos de Colombia).

Carpetas 22 y 23:

Los documentos que se encuentran en estas carpetas fueron adquiridos de manera independiente y posterior al archivo de correspondencia familiar. Se encuentra aquí correspondencia enviada a Tomás Cipriano de Mosquera, por parte de miembros de su familia y de personas muy cercanas, entre 1818 y 1880. Los remitentes son diversos, así como los lugares desde donde se enviaron las cartas y los temas de las mismas.

Se destacan en este conjunto 11 cartas enviadas a Tomás Cipriano por parte de Clelia Mosquera Luque, otra de sus hijas ilegitimas (de la relación con Paula Luque). Algunas fueron enviadas desde París, en 1859, y otras desde Cali y Popayán, entre 1861 y 1863. En particular, estas cartas han sido muy poco estudiadas.

También se encuentran cartas envidas a Tomás Cipriano de parte de su primera esposa, Mariana. Estas complementan, entonces, las cartas que se encuentran en la carpeta 3. Así mismo se hallan cartas de su hija Amalia y de su hijo Aníbal.

ARCHIVO COMERCIAL

Bajo el nombre de “Archivo Comercial” se han agrupado documentos relacionados con las diversas actividades económicas de Tomás Cipriano de Mosquera. Se trata de un conjunto de 630 documentos, almacenados en 3 cajas, que datan del periodo 1822 – 1880; se encuentran en la Sala de Libros Raros y Manuscritos, bajo el número topográfico MSS560.

Tomás Cipriano de Mosquera ejerció diversas actividades económicas, específicamente el comercio, la minería y la agricultura de hacienda. Casi todas ellas fueron desarrolladas y heredadas de sus padres. En cuanto a la minería, su familia poseía y administraba minas de oro en Telembí e Iscauandé (Barbacoas), en Timbiquí (Cauca) y en el Cerro de la Teta (Santander de Quilichao). Las actividades como hacendado, las ejerció especialmente en la hacienda familiar “Coconuco”, que además fue sitio de refugio en varios periodos de la vida de Mosquera. También incursionó en el comercio de diversos productos; de hecho, hacia 1851 estableció una casa comercial en Nueva York llamada Mosquera & Cía., junto con su yerno Pedro Alcántara Herrán, Manuel María Mosquera y José María de Mosquera.

Si bien, en este conjunto documental se encuentra correspondencia y documentos contables relacionados con las actividades mineras, específicamente en la Mina de la Teta, y con la administración de Coconuco, la mayoría de documentos están más relacionados con la economía doméstica familiar.

En las cajas 1 y 2 se encuentra documentación diversa relacionada con la adquisición de bienes y servicios para la hacienda Coconuco, como herramientas, pago de peones, reparaciones, manutención de esclavos, ganado, entre otros; también se encuentran recibos de cantidades pagadas a Tomás Cipriano, por concepto de extracción y lavado de oro en la Mina de la Teta; recibos de pagos de deudas de varios miembros de la familia; recibos de pago de arrendamientos; recibos de compras de diversos bienes muebles y objetos: ropa, libros, herramientas, alimentos, papelerías; pago por servicio de correo y de alumbrado público; certificaciones de envío de dinero de Tomás Cipriano a sus hijos, entre otros.

Por otro lado, la caja 3 contiene un libro copiador de correspondencia. En él se encuentran copias de cartas enviadas por Tomás Cipriano a varios de sus familiares, amigos, socios comerciales, entre otros; se encuentran también copias de las cuentas y balances de cuentas de Tomás Cipriano entre 1836 y 1873. Al ser un libro copiador, algunos de los documentos se encuentran ilegibles.

Texto redactado por Diana Farley Rodríguez y Juan Sebastián Ariza Martínez

Referencias

Lofstrom, W. (1995). El Archivo Mosquera de la Biblioteca Luis Ángel Arango. Boletín Cultural y Bibliográfico, 32 (39), 140-143. Recuperado de: https://publicaciones.banrepcultural.org/index.php/boletin_cultural/article/view/1925/1979

Notas al pie

[1] Mediante el decreto de 9 de septiembre de 1861, durante la segunda presidencia de Tomás Cipriano de Mosquera, se inició el proceso de desamortización de bienes de manos muertas en Colombia. Según Adolfo Meisel “La desamortización de 1861 consistió en la expropiación de todos los bienes raíces, semovientes y censos pertenecientes a las entidades religiosas controladas por la iglesia católica, para ser subastados entre el público”. Véase Meisel Roca, A., y Salazar, I. (2011). La desamortización en el Caribe colombiano: Una reforma urbana liberal, 1861-1881. Cuadernos de historia económica y empresarial, 30. Recuperado de http://www.banrep.gov.co/sites/default/files/publicaciones/archivos/chee_30.pdf   Volver

Imagen principal: 
Ubicación física: 

Biblioteca Luis Ángel Arango. Sala de Libros Raros y Manuscritos.

Número topográfico: 
Archivo familiar: MSS558; Archivo comercial: MSS560
Volumen: 

Archivo familiar: 3 cajas (820 documentos); Archivo comercial: 3 cajas (630 documentos)

Tema de colección bibliográfica:

Tipo documental:

Material complementario: 

 

Publicaciones

 

Proyecto y recursos audiovisuales

 

  • Subgerencia Cultural del Banco de la República. [Banrepcultural]. (2018, octubre 4). La Colección documental de Tomás Cipriano de Mosquera en la BLAA. [Archivo de video]. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=kI3urPusGoQ
Fecha: 
De Sábado, Enero 1, 1820 hasta Sábado, Enero 1, 1881