Usted está aquí

Club para jóvenes lectores

Imágen: 
lectura para jovenes 640x400.jpg

Para jóvenes de 16 años en adelante
Por: Diedre Becerra
Todos los sábados, 11:30 a.m. a 1:00 p.m.
Lugar: BLAA, Sala de Formación de Públicos.
Más información en dbecerga@banrep.gov.co

Se trata de un encuentro semanal donde los jóvenes amantes de la lectura conocerán algunas de las obras y los escritores más interesantes de la historia. Además explorarán y descubrirán la inevitable relación de la literatura con el arte, el cine, la música y demás manifestaciones culturales.

El único requisito para participar es tener ganas de leer y compartir la experiencia de la lectura con otros jóvenes. Será un espacio abierto al diálogo, al intercambio de ideas, reflexiones y experiencias y una forma de descubrir nuevas potencialidades como lectores.

Tendremos una programación variada para disfrutar de la literatura en la BLAA. 

 

Recomendados

Blogs recomendados:

http://www.camihurs.blogspot.com.co/

http://macondoliterario.blogspot.com.co/

http://www.elboomeran.com/

http://www.theguardian.com/books/booksblog

http://wineruda-literatura.blogspot.com.co/

 

Revistas digitales:

http://www.papelenblanco.com/

http://revistadeletras.net/

http://www.letraslibres.com/

 

Ecotextos

El libro "Una historia de amor y oscuridad" de Amos Oz tiene pasajes donde la sensación cobra una gran importancia, pues logra que nuestros sentidos estén totalmente conectados con la descripción. Fragmentos de esta obra nos hizo pensar en un ejercicio de creatividad inspirado en el realizado por R. Barthes sobre filias y fobias:

Texto de Barthes:

Me gusta: la lechuga, la canela, el queso, los pimientos, la pasta de almendras, el olor del heno segado (me gustaría que un “narices” fabricase un perfume así), las rosas, las peonías, la lavanda, el champán, las posiciones ligeras en política, Glenn Gould, la cerveza excesivamente fría, las almohadas chatas, el pan tostado, los cigarros habanos, Händel, los paseos mesurados, las peras, los melocotones blancos o de viña, las cerezas, los colores, los relojes, las estilográficas, las plumas, los entremeses, la sal cruda, las novelas realistas, el piano, el café, Pollock, Twombly, toda la música romántica, Sartre, Brecht, Verne, Fourier, Eisenstein, los trenes, el medoc, el bouzy, tener dinero, Bouvard y Pecuchet, caminar con sandlías de tarde por los caminos secundarios del Sud-Ouest, el codo que forma el Adour visto desde la casa del doctor L., los hermanos Marx, el serrano a las siete de la mañana al salir de Salamanca, etc.

No me gustan: los perros falderos blancos, las mujeres en pantalones, los geranios, las fresas, el clavicordio, Miró, las tautologías, los dibujos animados, Arthur Rubinstein, las casas-quinta, los mediodías, Satie, Bartok, Vivaldi, llamar por teléfono, los coros de niños, los conciertos de Chopin, el órgano, M.-A. Charpentier, sus trompetas y sus timbales, lo político-sexual, las escenas, las iniciativas, la fidelidad, la espontaneidad, las veladas con gentes que no conozco, etc.

Camilo Andrés Hurtado habla de sus de fiias y fobias:

Me gusta recordar, sentirme pequeño de nuevo, oír de nuevo voces que ya no están, dejarlas recorrer mi cabeza, oler objetos que me recuerdan lugares, escuchar sonidos que me llevan a otros momentos y visitar sitios que me permitieron ser feliz en algún momento.

¿Cuándo dejamos de ser niños?, que alguien me explique, que alguien me ayude. El tiempo es un traidor, el tiempo no nos avisa que está pasando a toda velocidad, y que ya nunca volverá.

Me gusta mirar hacia arriba, sobre todo en las noches, y sentir que eso negro que estoy viendo es el universo tal cual, así nada más, es una profundidad que nadie sabe donde acaba, o si lo hace en algún momento. Me gusta saber que esos puntos luminosos son objetos de hace miles y millones de años, y que al observarlos estoy haciendo una especie de viaje en el tiempo.

Me gusta también mirar el cielo de día, esté azul o esté gris, con sus nubes blancas contrastando con el cielo azul y formando historias en lo alto de nuestras cabezas. Me gusta cuando llueve y estoy en mi cuarto, leyendo, solo con el sonido de Silvio Rodríguez, o con el televisor de la sala donde está mi mamá tejiendo.

Me gusta cuando un niño ríe, cuando se hace justicia, así sea en los más mínimos detalles, cuando las personas tienen espíritu de lucha, iniciativa, cuando les gusta lo que hacen, cuando no buscan sacar ventaja de los demás.

Pero no me gusta cuando los "malos" alardean de sus actos como si estuvieran haciendo lo debido, cuando las personas no tienen el valor de hacer lo correcto, cuando yo estoy abrigado y afuera hay alguien con frío y con hambre, cuando el gobierno miente al pueblo, cuando los medios de información desinforman descaradamente, cuando las personas prefieren la ignorancia por comodidad, cuando prefieren la pobreza por falta de carácter y cuando las personas prefieren el pesimismo a la acción.

Me disgustan las personas impuntuales, las noticias de farándula, la tauromaquia, las fotos estúpidas en facebook, los comentarios tontos en twitter y cuando las personas generalizan sobre algún tema; me exacerba cuando reina el prejuicio sobre la mente abierta, la pedantería, la deslealtad, la burocracia, el protocolo, la pereza, y sobre todo, las comparaciones

Andrea, asidua participante del club de jóvenes:

Me gusta: El olor de la lluvia y su eterna perorata en mi ventana, el arte de doblar un hoja, el color tranquilizador de una noche sin estrellas, los tornillos usados con su olor café, ser incapaz de recordar un sueño, los recuerdos incontrolables que produce el olor del betún, los lugares cerrados, el placer de desaparecer durmiendo, organizar los libros según su aroma: tenue, intenso, embriagador... el arte del tiro con arco, el reverso de las hojas de los árboles, el tintineo de las monedas, el aroma consolador del té caliente, el perfume de los lirios jóvenes, el pasar del tiempo en los zapatos, las amadas montañas de Kawabata, la majestuosidad de la literatura japonesa, la eternidad de las grullas, los semáforos con su habilidad programada, la sonata en do mayor de mi máquina de escribir, la apaciguadora viscosidad que se conserva en los medicamentos y la fuerza física/mental para interpretar el Taiko. 

No me gusta: Las visitas, el papel regalo avergonzado de su destino, el olor agrio de los ajos en el arroz, las viscosidad de las cebollas, los ruidos desesperados de la gente al comer, los odontólogos, las líneas insolentes en los libros, los platos heridos y frustrados, los imanes decorativos en las neveras, el sonido enloquecido y desesperado del aceite caliente, la imagen microscópica de los espermatozoides, las uñas disfrazadas obligadas a combinar con un atuendo, los tubos de los buses, ser despertada turbulentamente, los alaridos estridentes de las puertas al cerrarse, la melodía desafinada de las alarmas en los carros, las casualidades de Paul Auster, los sabores escandalosos de los dulces, los paisajes montañosos pintados al oleo, dejar entrar la vanidosa luz solar a mi habitación, la libertar de las manchas coloridas en el cielo.

Texto de Sandy Quintanilla, joven lectora del club:

Me gusta:
Leer en las noche, despertarme con el olor del café, las mandarinas, la pera ,sentir como se deshace lentamente, el limón, la lluvia en mi rostro, Mercedes Sosa, The Beatles, Sarit Hada, Ikuko Kawai, las galletas, dormir con la radio encendida, el olor a tierra mojada, bailar sola, leer hasta que mi ojos digan ¡no más!, la historia, el francés, el Che, Oscar Wilder, Amos Oz, soñar despierta, dormir con medias, caminar con los ojos cerrados, Diana Uribe, Stephen Hawking, la risa contagiosa, amar hasta lo imposible, la anatomía, la ropa ligera, las azucenas, el sabor a vainilla, caminar por la séptima, el cine mudo,cuentos de los hermanos Grimm, el cabello corto (esa libertad que se siente), sentarme en el suelo, el suspiro que queda después de haber llorado tanto, el azul sirena, una carta, correr sin para, el agua, la sencillez.

No me gusta:
La oscuridad, dormir sola, la música de cantina, las cucarachas, ser siempre adulto, el dinero, hacer las cosas por hacer, vivir igual que todos, la religión, Paulo Cohelo, los Best sellers, la aceitunas, el café frió comer sola, el hombre perfecto, morderme la lengua, el tiempo, la vanidad en exceso, el amor a primera vista, el Transmilenio, olvidar siempre las cosas, mi timidez, los domingos, la semana santa, llegar siempre tarde, la sal, que me vean los pies, la televisión, la música pop, los gatos, el olor a abuelo, el jugo de papaya, estarme en un solo sitio, vivir para trabajar, esperar, tener mala ortografía.

El "me gusta" , "no megusta" de Marisol Daza:

Me gusta: el sonido de la lluvia, el canto de los pájaros, los grandes lagos, el aire libre, el olor del cafe en las mañanas, el azul del cielo al medio día, la brisa ligera, los viajes largos, las caminatas lentas, el olor del césped recién cortado, reír hasta llorar, llorar hasta reír, las duchas largas, la música suave, la ropa ligera, caminar mirando las estrellas; el chocolate derritiendose en mi paladar, las fresas, el queso fundido, las frutas frescas, el atún, el deleite de una buena cena, las conversaciones fluidas, las charlas con los viejos, la risa de los nuevos, los besos lentos, la imaginación despierta, los libros viejos, los cuentos cortos y sobre todo los elefantes.

No me gusta: El final de un viaje, el maquillaje excesivo, los ratones, los espacios pequeños, la oscuridad, el paso del tiempo, las flores marchitas, los tesoros escondidos, los días grises, el agua caliente, la música fuerte, la mujer como objeto, el protocolo, los rangos, la discriminación, el tic tac del reloj, las noticias de las 7, las comedias mediocres, el primer y ultimo día de escuela, las despedidas, los final largos, las noches de espera, y los viejos amores.

Un poema de una gran condensación escrito por Andrea:

Las flechas lanzadas hacia sí

se encuentran a mitad del viento,

atraviesan el vacío en un vuelo transportando

el polen en su pensamiento.

En silencio, aparece la sombra de un pájaro distraído.

Subtítulo: 
Clubes de lectura de la Biblioteca Luis Ángel Arango
imagen para slider: 
lectura para jovenes 1440x415.jpg